Retrato #4 (Sobre la asesina en que me convertí)

Me veo al espejo y descubro que no puedo amar. 

Estoy cubierta de sangre,
una víctima más...

Mi más grande sueño es entregarme a alguien en amor,
y sé que nunca he de cumplirlo. 
No soy capaz de amar,
solo sé herir. 
Solo sé fallar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Melodía de amor

Bitácora: Lágrimas ahogadas

Trazos de presente