Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Bitácora de un Domingo de Resurrección

Imagen
Estaba cansada de pecar. Sabía que lo que hacía estaba mal y que cada vez que la tentación llegaba, ella recaía. Abatida, veía pocas opciones entre la vida y la muerte, pues su vida consistía en morir cada día; de tristeza, de soledad, de desolación…
Esa noche decidió tomar su computadora y ver una prédica. No era lo que hacía todas las noches, pero pensó que esto podía ayudarle un poco. Era Semana Santa, así que era lo mínimo que le debía a Dios, una prédica para recordar que Él existe. Aunque se sintiera avergonzada por todos sus pecados del día anterior y por la tentación que la seguía en todos lados, a toda hora.
Esa semana hablaron acerca de los beneficios de la Cruz. Sobre cómo la muerte de Jesús era capaz de librarla de: sus pecados, sus maldiciones, sus enfermedades y sus tentaciones. A lo largo de la prédica, y junto con la música sintió que Dios la tocaba, que Su espíritu volvía a envolverla y que encontraba su perdón. Sentía que Dios volvía a acercársele, preparado para que …

Hasta ese día

Imagen
Y mientras tanto
aquí estaré...
Esperándote.
Añorándote.

Soñando con el día
que te dignes a aparecer
en mi vida.
Viviéndote 
en silencio.
Sintiéndote en el viento
y el espacio. 

Hasta ese día
me tendrás
sentada en un sofá,
con un libro
y un buen café.
Intentando descubrir
el aroma que dejarás
en mi piel
a tu llegada.


Bitácora de cómo murió su amor por él

Pensaba que ese sentimiento era amor. 
Lo amaba sin amarlo en verdad.  Trataba con todas sus fuerzas de no hacerlo,  para poderlo amar como él quería ser amado: de una manera precaria y barata, llena de falsedad.  Y esto solo le mataba el amor. 
Entonces, cuando él por fin la amó,  ella ya había dejado de hacerlo.

Retrato: Sobre la soltería

Solté mi cabello para que jugara con el viento y seguí caminando. Ahora estaba soltera porque me rehusaba a aceptar menos de lo que creía merecer...

Bitácora - El Perú

Y es que no sé si el nombre oficial de este país es Perú o El Perú, pero los habitantes locales se refieren al territorio como "El Perú". (Aunque las reglas de la RAE se irrespeten en los carteles.)
Este lugar es maravilloso. Tiene una magia que no se ve, pero se percibe. 
Perú: aromas, sabores, sensaciones nocturnas paradisiacas y pura felicidad. 
Viajar es vivir. Vivir es reír y enamorarse de pequeños instantes llenos de vistas, aromas y sabores sin igual. ❤️
El lugar dentro de mi corazón en el que habitan los mejores recuerdos, y los mejores días de mi vida ahora se llama "Perú". 

Roto por dentro, ¿que hay por afuera? - (Reflexión)

Imagen
Esta semana tuve una recaída. No de esas con drogas o alcohol; una de las que en verdad pueden llegar a matarte: una sentimental. ¿Con un hombre? Sí, con un hombre. Pero, eso es para los débiles. No, también es para los fuertes, que nos entregamos en el amor y que somos capaces de demostrar nuestros sentimientos, y de amar a tal punto que podamos quedar destrozados. 

Hablando de esto con una amiga, me dijo ella: "Lo mejor que podemos hacer para tomar venganza de esos sin vergüenzas es ponernos a dieta y conseguir una figura envidiable, para que vean de lo que se perdieron, ¡por tontos!". En un principio tomé el dicho como cualquier otro de esos dichos cliché que rondan por las calles de nuestra ciudad, pero luego siguió vagando por mi mente y reflexioné acerca de esto.  ¿En verdad es esto lo que debemos hacer? ¿De verdad seguimos pensando de esa forma tan arcaica? ¿Como si ser delgadas y "buenísimas" fuese algo que nos arreglara los problemas? ¡No! ¡Me rehuso a ser u…

Perdido.

Creemos en infinitos, pero no estamos dispuestos a salir del cómodo entorno que nos rodea. Creemos que hay alguien, en algún lado, para nosotros, pero nos rehusamos a buscarlo. Cometemos el error de pensar que todo vendrá de manera espontánea, pensamos que las cosas nos llegarán a las manos sin esfuerzo alguno. Pedimos la recompensa y no intentamos luchar por lo que queremos. 
Sé que existes. Sé que estás en algún lado, y que también piensas en mí, deseando que llegue a tu vida. Sin importar la distancia, voy a buscarte. Estás perdido ahora, pero sé que te encontraré...