Perdido

Sentí que te perdía. 
Sentí que te perdía y suspiré, 
desfallecí,
Sentí cómo es que venga la muerte por ti 

Una simples palabras bastaron para cortarme en mil pedazos,
Para hacerme volar con cadenas en mis brazos,
El orden correcto de simples vocablos se encargó de extinguirme en segundos
con una oración. 

¿Dejarte ir o retenerte?
¿Cómo iba a pedirte que te quedaras, si en ese momento ya te habías ido lejos de allí? 
Me sentí una prisionera de tu sádica sed de venganza y amor,
Temí por mi inquebrantable y frágil alma, que se partiría en pedazos al verte iniciar tu viaje. 

"Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde."
Esa es la frase del perdedor,
de quien ya murió. 
Pero yo estuve sujeta por el breve hilo entre la luz y las sombras, 
Por siglos. 
las tinieblas me mostraban el perfecto cuadro de una vida sin ti. 
Y sentí morir. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Surgiendo en el silencio

Fin de la existencia

Bitácora: Lágrimas ahogadas