Ilusión

Niebla.
Somos todo y somos nada.
Somos sólo en mí cabeza,
en mis sueños más profundos.

Te tengo a mi lado,
te deseo de muchas formas
y la distancia entre ambos
es mayor que cualquier Galaxia.
Como agua que huye de mis manos.

Mi cuerpo late, vibra a tu cercanía.
Grito con ansias por tenerte conmigo
pero no somos más que aire
y vacío incontenible.

Somos, seremos siempre
una fecha de caducidad,
el deseo de lo prohibido...
Una irrealizable fantasía de mi cabeza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Surgiendo en el silencio

Fin de la existencia

Bitácora: Lágrimas ahogadas